Temas frecuentes de salud, alimentación y cuidados.

Cualquier tema sobre la salud de los perros, sus cuidados y la alimentación.

Notapor Guro » Lun Dic 28, 2009 8:47 pm

Muy completo, gracias!
Avatar de Usuario
Guro
Mi foro y yo
Mi foro y yo
 
Mensajes: 5319
Registrado: Vie Jul 31, 2009 12:08 pm

Notapor ROSINA » Jue Nov 11, 2010 5:38 pm

Celo

La perra no tiene nunca menopausia. Por lo que es conveniente tener en cuenta la esterilización al llegar a 7 años de edad (sino antes) o al terminar de criar con ella, en caso de ser expertos y tener los conocimientos y medios necesarios y que nuestra hembra sea un ejemplar de belleza según estándar y comportamiento excelente.

Para evitar que la perra tenga el celo, lamentablemente se ha usado la administración de inyecciones de progestágenos o en pastillas en muchos lugares ya está prohíbida por ocasionar múltiples efectos secundarios como infecciones o cáncer, comprobado. Un veterinario digno nunca lo recomendaría (excepto que se trate de un caso muy concreto con muchas limitaciones y de manera muy estudiada, por no decir nunca...)

De manera aproximada el celo dura unos 25 días, las primeras fases son de unos 10 días más o menos, nunca exacto, por lo que hay que estar muy pendiente del momento en que en realidad comienza el celo, no el primer día de sangrado, ese es un mito que puede dar lugar a sustos.


El celo consta de 4 fases

Proestro (aquí hay celo)
Aprox. 10 días. Se da sangrado. Los machos la quieren montar, pero la hembra no se deja.

Estro (aquí hay celo)
Aprox. 10 días. Menor sangrado, pero ahora comienza la ovulación y es completamente fértil. La hembra se deja montar por el macho. Presenta un mayor hinchazón de vulva.

Metaestro o Diestro
La perra no está embaraza pero a veces muestra síntomas parecidos a estarlo, como inflamación de pezones, en ocasiones puede dar lugar a embarazo psicólogico o pseudogestación. La hembra carece de interés alguno o el macho.

Anestro
No hay nada, ni síntomas fisiológicos ni de comportamiento. Es el tiempo que va desde el celo anterior al siguiente.


Como en todo, hay excepciones: alguna hembra de manera puntual puede ser fertil justo antes o justo después del sangrado.

Si conviven con más hembras, en ocasiones, este hecho hace que el resto de celos se adelante, de esta manera "se juntan los celos"
Avatar de Usuario
ROSINA
Mi foro y yo
Mi foro y yo
 
Mensajes: 5400
Registrado: Lun Mar 02, 2009 12:14 am

botiquín canino: indispensable

Notapor EMIyMAX » Jue May 05, 2011 4:13 pm

Los básico que debes tener a mano es:

Carbón activo para tratar un envenenamiento: tu veterinario te indicará la dosis que debes administrarle en caso necesario.

Loción de aloe, o la planta entera, para tratar quemaduras leves.

Betadine u otra solución yodada para limpiar las heridas.

Aspirina para la fiebre o para diversos dolores: al dosis para tu perro será de medio comprimido de 125 mg por cada 5 kg de peso, una o dos veces al día.

Harina de avena coloidal para el picor causado por pulgas o alergias.

Epsomitas (sulfato de mangnesio) para limpiar y humedecer heridas o inflamaciones.

Agua oxigenada (solución al 3%) para provocar el vómito: una cucharada por cada 8 kg de peso.

Crema hidrocortisona, sin receta, para tratar inflamaciones leves.

Loperamida para la diarrea y para otros trastornos digestivos: 1 cápsula por cada 10-20 kg de peso, 2 cápsulas por cada 21-40 kg de peso y 3 cápsulas por más de 40 kg.

Solución salina para sacar arena del ojo o aliviar la irritación.

Crema o ungüento antibiótico.
Avatar de Usuario
EMIyMAX
Dios del foro
Dios del foro
 
Mensajes: 11754
Registrado: Vie Feb 20, 2009 1:40 pm
Ubicación: Rivas Vaciamadrid

Notapor EMIyMAX » Lun Jun 13, 2011 4:31 pm

COMO PREVENIR EL GOLPE DE CALOR


El golpe de calor es el nombre común de la hipertermia, una subida del calor corporal hasta tal punto que hay riesgo de daños y mal funcionamiento de los procesos fisiológicos. Sus efectos pueden ser temporales o irreversibles, llegando a provocar la muerte; depende del animal, del tiempo de exposición y de la temperatura. Cuanto mayores sean estos factores mayores serán los daños.

La temperatura corporal


Los mamíferos (y las aves) cuentan con un mecanismo que permite a su cuerpo regular la temperatura de los órganos más profundos. Gracias a ello pueden sobrevivir a unos cambios amplios de la temperatura en el exterior. Pero este sistema termoregulador no es lo bastante eficiente en casos extremos, por lo que la temperatura interna sigue subiendo de forma imparable dañando los órganos.

La temperatura corporal media de los perros es de 39º. A partir de aquí, cuando va subiendo, se van desencadenando una serie in crescendo de fallos internos, en la medida que su sistema termoregulador también va perdiendo el control de la situación, que pueden desembocar en la muerte del animal.

El control de la temperatura corporal


Los perros no transpiran, por lo que eliminan el calor a través de tres mecanismos:

* El jadeo
* El sudor, solamente a través de las almohadillas de los pies
* Zonas aisladas y de poco pelo, como el vientre

Factores de riesgo

Los factores básicos a tener en cuenta son:

* Altas temperaturas en el exterior
* Temperatura moderada en el exterior después de varios días de calor sofocante
* Humedad ambiental alta, que dificulta la propia eliminación de vapor de agua del animal
* Espacio reducido y/o mal ventilado: coche, habitación, patio pequeño, balcón, transportín, bodega de barco,...
* Agua: poca cantidad, no fresca o no renovada a menudo
* Carencia de sombras o sombras muy reducida
* Suelos de cemento
* Animales muy jovenes o muy viejos
* Enfermedades: insuficiencia cardíaca, insuficiencia respiratoria, stress
* Razas branquicéfalas (morro muy chato): Bulldog, Carlino, Gato Persa muy tipado, Boxer, Pequinés, ...
* Obesidad: la piel tiene más poder aislante
* Color de capa: los oscuros absorben más el calor
* Digestión: NO dar de comer durante el día, sino al atardecer
* Ejercicio, absolutamente prohibido en horas de más calor
* Que el animal esté nervioso

El golpe de calor

El "golpe de calor" normalmente ocurre en días muy calurosos; el calor acaba con las reservas de azúcar y sales del cuerpo del perro, así que cuanto mas dure el periodo de calor mas rápido puede ocurrir.

Síntomas del golpe de calor

* Aparecen cuando la temperatura interna supera los 42º
* Astenia. Falta o decaimiento considerable de fuerzas
* Temblores musculares
* Cianosis. Coloración azulada de piel causada por la deficiente oxigenación de la sangre
* Negativa a moverse
* Respiración muy rápida o muy costosa
* Aumento del ritmo cardíaco
* Alteración del color de las mucosas: encías, ...
* Alteración en la salivación
* Tambaleo

Consecuencias del golpe de calor

* Pérdida corporal de azúcar y sales
* Petequias. Pequeñas manchas de sangre en la piel
* Hemorragia gastrointestinal
* Insuficiencia hepática
* Insuficiencia renal
* Edema cerebral
* Fallo multiorgánico
* La muerte de pacientes ingresados en estado grave puede sobrevenir en 24 horas por depresión y parada respiratoria

Primeros Auxilios

No se le puede bajar la temperatura de golpe, porque pasaremos a provocarle una hipotermina con los mismos resultados desastrosos. La temperatura debe bajar de forma paulatina y el animal debe rehidratarse y recuperar el azúcar y las sales que ha perdido.
Si puede trasladarse de inmediato a una clínica veterinaria, subirlo al coche y durante el trayecto:

* Humedecer (sin envolver ni tapar) prioritariamente el cuello y la cabeza mediante paños mojados en agua no muy fria o un pulverizador de agua. NUNCA cubrirlo con toallas húmedas
* Poner un cubito de hielo sobre el puente de la nariz, las ingles y las axilas
* Humedecerle la boca, sin forzarlo a beber, y sin dejar que beba en exceso

Si no puede trasladarse de inmediato a una clínica veterinaria:

* Llevarlo a un sitio fresco
* Sumergirlo en agua a unos 20º o aplicarle un chorro de agua a esa temperatura. Humedecer (sin envolver ni tapar) prioritariamente el cuello y la cabeza mediante paños mojados en agua no muy fria o un pulverizador de agua. NUNCA cubrirlo con toallas húmedas. Si es posible, nos ayudamos con un ventilador
* Poner un cubito de hielo sobre el puente de la nariz, en las ingles y las axilas
* Humedecerle la boca, sin forzarlo a beber, y sin dejar que beba en exceso
* Cuando la respiración sea normal, mantenlo sobre una toalla húmeda
* Trasládalo al veterinario lo antes posible, y explícale todo lo que hayas hecho

Es IMPRESCINDIBLE que un veterinario lo tenga bajo control y observación para ver cómo evoluciona, y además el animal necesita medicación para recuperarse. La respiración normal no elimina daños cerebrales y otras secuelas de este fuerte shock.

Consejos para evitar el golpe de calor

* Tener siempre disponible agua limpia y fresca
* Estar en un espacio amplio y bien ventilado
* Contar con una zona de sombra amplia
* Darle de comer a primera o última hora del día
* Sácalo a pasear a primera y última hora del día, y a mediodía lo mínimo para que haga alguna necesidad
* Evitar que haga ejercicio
* No lo pierdas de vista
* NO LO DEJES DENTRO DE UN VEHÍCULO APARCADO
* Si vas de viaje con él y el coche no tiene aire acondicionado, llévate hielo, un par de toallas y agua. En las paradas, si ves que va acalorado, moja bien la toalla y deja que se tumbe encima o que al menos ponga las patas (para las almohadillas) . Puedes también de vez en cuando frotarle las almohadillas con un cubito de hielo, y el puente de la nariz
* Si tienes jardín, dejar que juegue un rato bajo los aspersores
* Suprime la salida de mediodía si vives en una zona sin sombras o en una plaza asfaltada o de cemento, lo que se llaman "plazas duras" que en algunas ciudades están tan de moda
* Consulta con tu veterinario darle un suplemento de glucosa o sales minerales
* Para cachorros o ancianos que estén en el interior, en días de calor sofocante, coloca y ve reponiendo toallas húmedas en las que puedan tumbarse, un recipiente con agua congelada que vaya "refrigerando" mientras se deshace, y mantén las persianas bajadas y las ventanas abiertas cuando el sol toque allí

Perros dentro del coche: pasaporte a la muerte

Cómo sube la temperatura dentro del coche

El sentido común mínimo ya dice a mucha gente que dejar a su perro dentro de un coche aparcado, al sol, puede ser peligroso al cabo de un cierto tiempo. Lo que esta gente no sabe, es cómo de corto es ese tiempo. Y dejarlo a la sombra o con las ventanillas algo bajadas solamente sirve para alargar un poco la agonía.
En un día caluroso, los vidrios de las ventanillas atraen la luz y la transforman en calor dentro del vehículo, haciendo que suba la temperatura hasta niveles muy peligrosos

Por este mismo motivo, recomendamos NO TRANSPORTAR ANIMALES EN LAS BODEGAS DE UN BARCO en verano.
Las bodegas NO llevan refrigeración, al calor insoportable ambiental se une el desprendido por los motores, más el ruido ensordecedor. NO lo lleves ni en las jaulas especiales ni dejándolo dentro de tu coche.
Avatar de Usuario
EMIyMAX
Dios del foro
Dios del foro
 
Mensajes: 11754
Registrado: Vie Feb 20, 2009 1:40 pm
Ubicación: Rivas Vaciamadrid

Notapor Sevein » Jue Jun 16, 2011 12:51 pm

Es muy útil el manual del calor y esta muy completo. Gracias!!! Seguro que me sirve, teniendo un perro negro completamente.... :mrgreen:
Avatar de Usuario
Sevein
Forer@ expert@
Forer@ expert@
 
Mensajes: 433
Registrado: Lun Ene 31, 2011 5:29 pm

Notapor Anxel70 » Mié Feb 22, 2012 12:55 pm

Muchas gracias por el post. Soy novato y me sirve para ponerme las pilas rápido. javascript:emoticon(':plas:') javascript:emoticon(':plas:')
uno, dos ... uno, dos ... probando, probando
Anxel70
Me conozco el foro
Me conozco el foro
 
Mensajes: 53
Registrado: Lun Feb 20, 2012 5:54 pm
Ubicación: Nerja - Málaga

Re: Temas frecuentes de salud, alimentación y cuidados.

Notapor EMIyMAX » Lun Jun 10, 2013 10:36 pm

EMIyMAX escribió:http://suproteccion.es/sintomas-de-enfermedad/

No pretendemos que tras la lectura de estas líneas se conviertan en expertos profesionales sanitarios capaces de identificar el terrible mal que padece su mascota, pero si intentaremos que con unos simples datos seamos capaces de valorar si es necesario acudir a un profesional o si por el contrario lo único que debemos hacer es tranquilizarnos y no ser aprensivos “en cuerpo ajeno”.

Sacudidas de cabeza

Suelen ser síntoma inequívoco de molestia auricular; dicha molestia puede deberse a acumulo de suciedad, infección-inflamación (otitis), o cuerpos extraños alojados en el conducto auricular (espigas principalmente).

Ante estos síntomas revisaremos visualmente el oído para confirmar sospechas y antes de ponernos “manos a la obra” utilizando “herramientas” (fármacos, bastoncillos para oídos…) que pueden no ser necesarias, e incluso perjudiciales.


Acudiremos al profesional para que diagnostique de forma exacta y aplique el tratamiento correcto.

Cabeza ladeada

Indica una patología, más que posible, de zonas internas del oído (oído medio, oído interno).

El animal mantiene esta postura, no solamente por la molestia, sino por la afectación de los sistemas responsables del equilibrio (canales semicirculares en oído interno).


Acudiremos inmediatamente al veterinario.

Mal olor y secreciones auriculares

Otros síntomas que vienen a confirmar patologías auriculares; una vez más recalcar la importancia de la no aplicación de tratamientos sin consultar, muchas de las otitis crónicas que se observan en las clínicas veterinarias son debidas a tratamientos inadecuados realizados por el propietario sin consultar, utilizando fármacos “de otras veces”.

Oreja hinchada
Más que una oreja, el pabellón auricular de nuestro buen amigo parece un pequeño globo; esto es debido a la rotura de algún vaso sanguíneo auricular por golpes, peleas… y la posterior salida de la sangre a los tejidos.


Su nombre técnico es otohematoma y requiere de la intervención del veterinario, que mediante una sencilla intervención quirúrgica eliminara el molesto problema.

Ojos con “legañas”
La secreción ocular denominada comúnmente “legaña” es debida a una mayor producción de lagrima o a la producción de secreciones especificas de infecciones o variados problemas oculares.

Muchas veces la legaña solo es síntoma de un propietario poco preocupado por la higiene de su mascota; en otros casos es síntoma de procesos irritativos debidos a pelos que se introducen en el ojo (Caniches, Bobtails,…) o a patologías irritativas como el entropion (párpado dirigido hacia el globo ocular- irritación del globo por las pestañas).

También la legaña puede ser síntoma de infecciones oculares (conjuntivitis) y otras variadas patologías (cuerpos extraños, enfermedades sistémicas…).

El propietario deberá actuar manteniendo la higiene diaria de esta zona y acudiendo al veterinario si evidencia una secreción mayor a la habitual o si esta secreción se acompaña de otros síntomas oculares (enrojecimiento, parpadeo, rascado de la zona…).

Ojo “con nubes”
Cuando en el globo ocular aparecen “nubes blanquecinas” que ocupan parte o la totalidad de la superficie debemos plantearnos la necesidad de acudir a un veterinario especializado en oftalmología, ya que esto puede ser indicativo de patologías traumáticas (heridas en la conjuntiva ocular, cuerpos extraños,…) o de otras patologías infecciosas generalizadas.

Parpadeo continuo

Signo evidente de molestia ocular, por cuerpos extraños, por infecciones, por procesos irritativos.


No “enredar”, no aplicar colirios sin consultar y acudir al veterinario.

Nariz seca

No siempre el que un animal presente la nariz (trufa) seca es indicativo de alta temperatura corporal (fiebre) o de enfermedad.

Este signo puede orientarnos, si aparte de la sequedad se acompaña de decaimiento y malestar general.


El único método fiable para confirmar la fiebre ya esta inventado, y se llama termómetro.

Mocos

O secreción nasal. Como en el caso de las legañas, no todas las secreciones nasales son iguales y es por ello que guardan distintos significados: una secreción acuosa transparente no suele ser de importancia y como mucho refleja un proceso irritativo (cuerpo extraño) o un proceso irritativo leve.

Cuando la mucosidad se hace mas densa y con “coloraciones” (amarillo-verdoso con o sin sangre) es indicativo de un proceso infeccioso respiratorio de cierta importancia.

No pensemos en nuestros catarros y no mediquemos al animal sin control del profesional; muchos procesos de este tipo son la punta del iceberg de graves enfermedades respiratorias cuya correcta evolución depende muchas veces de la rapidez con la que el propietario acuda con su animal a la clínica veterinaria.

Estornudos

Síntoma de irritación del aparato respiratorio (nariz principalmente).

Nuestros animales de compañía suelen estornudar por diversas causas, aunque lo más frecuente son las causas irritativas del tipo de cuerpos extraños alojados en las fosas nasales (vegetales, arena, polvo,…); también puede ser síntoma de infecciones de los senos nasales (sinusitis) o de otras patologías respiratorias.


Si los estornudos se mantienen, debemos acudir inmediatamente al veterinario.

Mal aliento – halitosis

Este mal olor, que en muchas ocasiones nos hace plantearnos seriamente la convivencia con nuestra mascota, tiene varias posibilidades de aparición: en primer lugar las patologías dentales como el acumulo de sarro, las gingivitis, en general lo que podemos llamar enfermedad periodontal o conjunto de problemas que afectan al diente y a sus estructuras próximas.

En este caso la actuación pasa por acudir al veterinario para que ponga un tratamiento antibiótico contra la posible infección y que posteriormente realice una limpieza dental. De nuestra parte estará prevenir con alimentación seca y de formulación adecuada en proteínas y con limpiezas semanales de los dientes de nuestra mascota.

La otra posibilidad de halitosis son ciertas patologías orgánicas (digestivas, renales…) que reflejan su problema al exterior por el mal aliento.


Acudiremos al veterinario para que diagnostique el problema y actúe en consecuencia.

Vómito biliar

Vómito verde-amarillento con o sin contenido alimenticio.

Este tipo de vómito puede ser considerado “casi normal” en nuestros animales de compañía; su aparato digestivo no es como el nuestro y si en determinado momento “siente una sobrecarga” intentaran eliminarla sin ayuda o con la ayuda de una “ensaladita de hierbas del parque”.


Sí debemos prestar atención, y acudir al veterinario, si estos u otros tipos de vómitos se repiten con frecuencia.

Cachorro enfermos

Vómito “en clara de huevo batida”

Cuando estamos mal del estómago, producimos más saliva de la habitual y la ingerimos, todo ello, de forma inconsciente ¿curioso, no?.

Este método natural de defensa es como si nuestro organismo y el de nuestros animales decidieran “prepararse” un vasito de bicarbonato.

Esta saliva ingerida actúa mitigando las molestias gastrointestinales, y en contacto con el estomago da un aspecto de una clara de huevo batida.

Si la irritación digestiva es fuerte se produce un vomito y este contenido sale al exterior.
Si evidenciamos este tipo de vómito, podemos pensar que nuestro animal ha comido algo inadecuado, que se ha pasado (o nosotros) comiendo,…


Podemos mantener un día a dieta de alimento a nuestro amigo y al día siguiente repartir mucho su ración; si los vómitos persisten, acudiremos al veterinario.

Vomita el alimento “entero”
Cuando el animal expulsa mediante el vomito la comida con la misma presencia con la que entró, suele ser indicativo de que comió con ansia y con gran velocidad, o también que existe algún tipo de obstrucción que impide el transito normal del alimento por el aparato digestivo.

Dejaremos al animal sin comer 24 horas y si al volver a darle las comidas espaciadas sigue vomitando acudiremos al veterinario.

No esperaremos 24 horas si el animal esta decaído, con fiebre, o se resiste a los movimientos; en este caso acudiremos al veterinario de inmediato ya que puede existir algún grave problema en el tránsito digestivo (torsión de estomago, cuerpos extraños,…).

Tos

La tos es un síntoma debido a procesos irritativos o infecciosos del aparato respiratorio; también puede presentarse por ingestión de cuerpos extraños (irritación faringea), por problemas cardiacos,…


No medicar al animal bajo ningún concepto, acudir al veterinario e intentar describir la tos lo mejor posible ( horas mas habituales, tras las comidas, presencia o ausencia de flemas…).

Babeo

Frecuente en problemas digestivos; también se produce en problemas dentales (infecciones, cuerpos extraños en las encías…), en enfermedades sistémicas (alteraciones del sistema nervioso…). Cuando la producción de saliva es tan abundante que sale al exterior se conoce con el nombre de sialorrea.

Existe un caso de babeo abundante que prácticamente seguro no veamos nunca: babeo por rabia; gracias a la vacunación anual de la rabia es casi imposible ver a un perro con babeo por esta causa.

Cojeras

Son múltiples las razones por las que un animal de compañía puede cojear, pero las más frecuentes son: irritaciones de las almohadillas, cortes u otras lesiones punzantes en almohadillas, dedos y zonas interdigitales, lesiones articulares, musculares, tendinosas… por traumatismos, por enfermedades degenerativas,…


Todas las cojeras deben ser valoradas por el profesional.

Arrastramiento de culo
Aunque una gran parte de los propietarios siguan pensando que este curioso método de rascado de tan “indigna parte” es síntoma exclusivo de un problema parasitario, debemos decir que esto no es así; son contados los casos en los que el animal pueda restregar su zona perineal por el suelo por causa parasitaria y son multitud, casi la totalidad, los que realizan este “número circense” por un problema en sus glándulas perianales.

No existe otra razón: el animal se encuentra molesto porque sus glándulas “le molestan” (infección, irritación, taponamiento,…) e intentan aliviarse “comprimiéndolas” contra el suelo.


Acudiremos al veterinario para que sea él el que valore la situación y proceda al vaciado de las glándulas o a la aplicación del tratamiento más oportuno.

Flujo vulvar

La salida al exterior de la vulva de flujos “no limpios” suele ser un claro indicativo de una infección del aparato genital de la hembra (piómetra).

Si esto se acompaña de polidipsia (bebe mucho), poliuria (orina mucho), decaimiento y fiebre, acudiremos inmediatamente al veterinario; es más que posible que sea necesaria una intervención quirúrgica para resolver el problema.

Orina mucho
Una de las causa más habituales de poliuria es la infección urogenital.

Las cistitis, las uretritis, las piómetras, son infecciones que provocan este síntoma aunque también otras patologías pueden provocarlo como cristales o cálculos urinarios, hembras castradas, diabetes…


Ante tan amplio espectro de posibilidades acudiremos al veterinario para diagnosticar y aplicar el tratamiento oportuno.

No orina

Este síntoma aparece por problemas en la salida de la orina (taponamientos por cálculos o cristales, prostatitis, tumoraciones,…) o por problemas en la formación de orina (enfermedades renales).


En uno u otro caso la intervención del profesional debe ser inmediata.

Bultos, protuberancias,…
La aparición de masas abultadas de distinto tamaño y consistencia en cualquier localización orgánica, deben ser valoradas por el profesional, sobre todo aquellas de crecimiento rápido.
En muchos casos serán simples quistes, o inoportunos y molestos abscesos, pero siempre debemos tener presente que una formación extraña en un organismo vivo “puede decidir” evolucionar hacia la malignidad en el momento más inoportuno.


Ante cualquier tipo de abultamiento, en cualquier territorio orgánico del animal, siempre al veterinario.

Caída de pelo
Aparte de las mudas naturales de temporada, la caída del pelo puede deberse y se debe en la mayoría de los casos a una alimentación no del todo correcta.

También la caída de pelo, o una mala calidad del mismo, puede ser indicativo de alguna patología orgánica que impide que este se encuentre en las mejores condiciones.


Todas las pérdidas y los problemas de pelo deben ser consultadas con un veterinario especializado en dermatología.

Diarrea

No siempre que un animal tiene diarrea esta enfermo… como ejemplo, el del perro que en verano se pega un atracón de agua y … “diarrea al canto”.

Si nuestro animal padece este desagradable síntoma aplicaremos la dieta de 24 horas de sólidos y daremos la comida muy repartida transcurrido este tiempo, si no se soluciona el problema acudiremos al veterinario.


No esperaremos las 24 horas si la diarrea es continua ya que existiría riesgo de deshidratación, principalmente en cachorros y en animales vejetes.
Avatar de Usuario
EMIyMAX
Dios del foro
Dios del foro
 
Mensajes: 11754
Registrado: Vie Feb 20, 2009 1:40 pm
Ubicación: Rivas Vaciamadrid

Re: Temas frecuentes de salud, alimentación y cuidados.

Notapor EMIyMAX » Lun Jun 24, 2013 10:04 pm

los peligros del verano

http://suproteccion.es/los-peligros-del-verano/

El verano es una época del año en la que nuestras mascotas pueden padecer molestos accidentes o lesiones por contacto con agentes específicos de “la temporada”. No debemos asustarnos, pero si debemos tener muy presentes los posibles riesgos, su prevención y la forma de actuación en caso de aparecer el problema. La sal del mar, las espigas secas, los rayos solares, los indeseables parásitos… o los propietarios descuidados son algunas de las causas de un peligro estival.

LA PIEL Y EL PELO

Durante el verano la piel de nuestros animales entra en contacto con factores externos a los que, en la mayoría de los casos, no están suficientemente acostumbrados: el sol (más horas de las habituales y de mayor intensidad), el agua de mar o de las piscinas, las arenas de las playas… y todo tipo de insectos y parásitos cuya intención final no es otra que disfrutar de unas estupendas vacaciones en familia sobre la superficie de nuestra “hospitalaria” mascota:

EL SOL: ciertos animales, al igual que algunos propietarios, sufren de forma especial la acción de los rayos solares sobre su organismo, bien por la sensibilidad de la piel, porque el pelo del animal es corto, o incluso porque posee zonas sin pelo; en estos casos existe una clara predisposición a la aparición de quemaduras solares. También el problema puede venir por “espesas mantas” capilares, poco o nada cuidadas, que harán la función de una olla a vapor, “cocinando” la piel de nuestro acalorado animal; en uno y en otro caso pondremos el mayor interés evitando el exceso de sol los primeros días y manteniendo una correcta rutina de higiene (cepillados diarios principalmente en animales de pelo largo), lo que permitirá mantener el buen estado de la piel de nuestra mascota.

Podremos aliviar las molestias del tiempo de adaptación refrescando al animal con duchas de agua (sin jabón); si aún poniendo el mayor interés, nuestra mascota aparece con la nariz roja o con descamaciones, acudiremos al Veterinario antes de experimentar con maravillosos productos de supuesta utilidad para nuestras pieles.

CORTES DE PELO: aunque ciertos clubes de raza defiendan el pelo de sus animales a capa y espada, debemos asegurar que los “cortes de verano” favorecen una mejor calidad de vida del animal en estas fechas de altas temperaturas… También es cierto que un manto bien cuidado puede no ser “rapado” en verano, pero por desgracia son excepciones los animales que llegan a estas fechas con un manto protector en buen estado. Es evidente (o debería serlo) que los cortes de pelo los deben realizar profesionales… ellos sabrán hasta donde, como, en que época… no experimentemos “en pelo ajeno”.

CALOR: el perro pasa calor… ¡¡mucho calor!!, no existe ningún mecanismo que les impida padecer los rigores del sol y es por ello que intentarán “buscarse la vida”:

- Se tumbarán en los emplazamientos más frescos de la casa, en zonas de corriente y cerca de aires acondicionados y ventiladores (cuidado con los catarros, otitis y conjuntivitis que esto les provoca).

- Se negarán a pasear en horas de mucho calor (mediodía) y saldrán encantados por “la fresca” (Amanecer y noches).

- Beberán mucho agua, tendrán menos apetito y se moverán lo justo.

- A los que les gusta el agua… ¡¡la buscarán!!: mar, piscinas, bocas de riego…

Nosotros como buenos propietarios debemos “racionalizar” sus instintos: les sacaremos a las horas más frescas, les pondremos agua fresca a disposición durante todo el día… ¡¡un poco de sentido común será suficiente!!

EL AGUA Y LA ARENA: no debemos impedir que nuestra mascota disfrute de placenteros baños en las aguas del mar (siempre que las ordenanzas de la población donde residimos no indiquen lo contrario), pero no debemos olvidar una serie de inevitables cuidados cuando nuestro “campeón olímpico” termine su inigualable demostración: en primer lugar le ducharemos con agua a cierta presión para que se desprendan de su cuerpo la sal y la arena que se han depositado durante el largo día de ejercicio; posteriormente le secaremos con toalla (y secador si fuera necesario) para evitar algún innecesario catarro (sobre todo si la sesión termina al atardecer). Por supuesto, el cepillo será el final de la fiesta y no deberá parar “su baile” hasta que los pelos de nuestra mascota se encuentren perfectamente “colocados”. No debemos olvidarnos del secado de las orejas (evitar otitis) y del lavado de los ojos con suero fisiológico (evitar conjuntivitis) si estuvieran muy enrojecidos.

LOS BICHOS: los odiosos parásitos externos intentarán un año más hacer la vida imposible a nuestro mejor amigo; las pulgas, las garrapatas y una gran variedad de insectos intentaran aprovecharse de nuestra mascota y si no ponemos las medidas necesarias, podrán transmitirle graves enfermedades. Antes de salir de casa, hacia nuestro lugar de vacaciones, debemos hacer acopio de los productos antiparasitarios que nos recomiende nuestro Veterinario de confianza tras comentarle el lugar en el que pasaremos el verano; disponemos actualmente de un completísimo arsenal para luchar contra la mayoría de parásitos externos; los tenemos en todo tipo de presentaciones: sprays, champús, collares, pastillas, polvos, pipetas… pero nunca deberemos usarlos a nuestro antojo y sí tras la consulta a un profesional.

En el caso de los insectos, existen algunos especialmente preocupantes por su capacidad de transmisión de enfermedades de gravedad a nuestras mascotas: filariosis y leishmaniosis.

Existen otros problemas también causados por estos molestos parásitos e insectos:

. Reacciones alérgicas a picaduras (avispas, mosquitos, arañas…): aplicar agua fría en la zona de la picadura y acudir urgentemente al Veterinario. No aplicar ningún tipo de fármaco (pomadas, pastillas…) sin consultar.

. Orugas: intentar evitar zonas de pinos y espesas arboledas; si nuestra mascota se aproxima y tiene la ocurrencia de probar este manjar, el resultado puede variar desde la pérdida de parte o la totalidad de la lengua hasta la muerte del animal.

LOS ORGANOS DE LOS SENTIDOS

La vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto de nuestras mascotas también pueden padecer ciertos males veraniegos por el especial contacto de estos órganos con el mundo exterior y las particulares condiciones climáticas del verano.

VISTA: el sol del verano afecta en gran medida a animales de ojos claros, y más aun si se les recorta el pelo que se los protege justo antes de ir a una tórrida y luminosa playa. Aparte de este molesto inconveniente, los ojos pueden sufrir la irritación por el agua del mar, por el agua de la piscina y por variados cuerpos extraños (espigas, arena, insectos…). En el caso de irritación por agua de mar o de piscina, lavaremos con suero fisiológico y acudiremos al veterinario por si fuera necesario aplicar algún tipo de tratamiento complementario a la simple higiene ocular. En el caso de los cuerpos extraños podemos intentar extraerlos con gran cuidado; lo mejor, sin lugar a dudas, será acudir inmediatamente al profesional más cercano, para que con su experta y hábil mano libere a nuestro desesperado animal de tan molesta lesión. Nunca aplicaremos fármacos y/o colirios en los ojos sin consultar con el profesional.

OIDO: un órgano sensitivo que puede hacer perder la paciencia a propietarios de razas, como por ejemplo un cocker, que más que orejas parecen tener aspiradoras especializadas en la succión de espigas y otros cuerpos extraños similares.

Para intentar evitarlo, deberemos pelar la parte interna de la oreja; aunque para alguno resulte poco estético, podemos asegurar que es una de las pocas formas de disminuir la incidencia de este problema. La sucesiva entrada de espigas en el conducto auditivo de nuestro animal puede acabar causando graves problemas (infecciones crónicas, perforaciones de tímpano,….). No debemos olvidarnos de los oídos de nuestro amigo tras los baños en playas, piscinas, o tras el baño habitual, ya que la humedad o el agua “estancada” pueden ser también causa de las otitis ya mencionadas.

OLFATO: las fosas nasales son capaces de atraer hacia su interior, durante la respiración o las incesantes “oliditas” por el suelo, todo el polvillo, ramitas secas y espigas que se ponen a su alcance; si esto sucede, nos daremos cuenta rápidamente por un encadenado de violentos estornudos cuya misión es intentar expulsar al exterior el objeto que ha equivocado su punto de destino; si los estornudos no cesan o se acompañan de sangre, acudiremos inmediatamente al Veterinario.

Por supuesto que la nariz también será lugar predilecto de la acción de los rayos solares; se trata de una de las zonas mas desprotegidas del animal (ausencia de pelo).

GUSTO: mucho gusto parecen sentir nuestras mascotas cuando intentan introducir en su boca cosas (piedras, cacas, plásticos…), alimentos, o restos de ellos que a ninguno de nosotros se nos pasaría por la cabeza ingerir. Esta acción suele afectar, de distinta gravedad, a distintos tramos del aparato digestivo; la boca y la lengua podrán verse afectadas por juegos con piedras (roturas dentales) o con palos (astillas clavadas en encías, lengua y tonsilas). Es bastante grave la ingestión de determinados cuerpos extraños (piedras) que suelen requerir de una intervención quirúrgica para su extracción.

TACTO: si un animal camina habitualmente por calles lisas, sin “accidentes geográficos”, su “calzado” “esta acostumbrado” para esas situaciones; pero si de repente, de golpe y porrazo, le ponemos a caminar por calientes arenas o por cortantes peñascos… ¡¡y sin cambiarle de zapatillas!!… tendremos problemas.

Debemos intentar la adaptación de sus patas a las condiciones del lugar de verano sin pretender que la adaptación dure el mismo tiempo que nosotros tardamos en cambiar nuestro calzado; existen productos que endurecen las almohadillas, pero que solo deberemos utilizar bajo prescripción facultativa.

Las patas de nuestros animales también pueden verse afectadas por nuestros más tenaces protagonistas… ¡¡las espigas!!; pueden penetrar en las zonas interdigitales (entre los dedos) y quedarse en la zona de entrada, o por el contrario, si el propietario no percibe una cojera, un lamido o una inflamación entre los dedos, comenzar un largo recorrido con final incierto; para hacernos una idea, podemos hablar de casos de espigas o cuerpos extraños similares que penetraron entre los dedos y salieron casi a la altura del codo e incluso del hombro.

Para evitar este problema, y olvidándonos de la cuestión estética, pelaremos las patitas de nuestra mascota (guantes), haciendo así más difícil el ataque de las odiosas espigas, y más sencillo el detectar su entrada.

LAS SERPIENTES

Si nuestra mascota recibir un mordisco de alguna de las variadas especies de serpientes, deberemos procurar la identificación del agresor (forma, tamaño, color-es,…); si la serpiente no es venenosa, la mordedura suele tener múltiples puntos de entrada y la zona mordida no es dolorosa para el animal; suelen ser raspones superficiales. Lavaremos la zona con agua abundante y acudiremos al Veterinario que, aparte de la cura local, mantendrá al animal bajo vigilancia durante un plazo aproximado de 12-24 horas. Si la serpiente fuera venenosa, el final de la historia dependerá de lo tóxico que sea el veneno, de la cantidad inyectada, del tamaño y del estado sanitario de nuestra mascota y del tiempo transcurrido entre la mordedura y la intervención del profesional.

La mordedura provocará dolor en la zona de forma inmediata y la actuación del propietario será solamente una: acudir urgentemente a un profesional Veterinario.

Como la mayoría de los propietarios no somos, ni por asomo, expertos en tipos de serpientes y las formas de sus mordeduras, actuaremos ante la duda como si la mordedura fuese de un animal venenoso: acudiendo urgentemente al Veterinario.

LOS VIAJES

Antes de emprender un viaje de verano debemos tener muy clara la posición de la familia hacia el perro: ¿con nosotros o a una residencia?.

Por desgracia son muchos impresentables los que ni se los piensan… el momento se les viene encima y… ¡¡ni con nosotros, ni a la residencia!!… ¡¡abandonado!!.

El abandono es un acto de imposible definición y/o explicación… un acto contra el que tendríamos que demostrar nuestra más clara y total repulsa, así como hacia los “seres” que lo practican.

Si decidimos que el animal nos acompañe (es lo más deseable… existen cada vez más hoteles, casas rurales… que aceptan mascotas) debemos tener presentes dos cosas:

. Mareos: si el animal no está acostumbrado a viajar en otro vehículo que no sean sus patas, tiene muchas posibilidades de marearse; para evitar o paliar el problema retiraremos la comida y el agua al animal al menos dos horas antes del viaje. Si pensamos que es necesario (experiencias anteriores) que el animal tome algún fármaco para soportar mejor el viaje… ¡¡al veterinario!!; no le daremos nuestras pastillas antimareo, ni las que nos recomendó el vecino… ¡¡al veterinario!!.

. Golpe de calor: todo animal o persona que se encuentra en un lugar abierto o cerrado y está expuesto de forma directa y continua a los rayos del sol, sufrirá una dilatación de sus vasos periféricos; si esto no se ve compensado por un aumento del volumen sanguíneo, provocará un colapso circulatorio y la muerte; dicho de otra forma: que si dejamos al perro dentro del coche y al sol mientras bajamos a “refrescarnos o aliviarnos” durante el viaje… y no volvemos pronto… podemos encontrar al pobre animalito “totalmente tieso”.

Si a pesar del aviso, somos “un poquito tontos” y provocamos este accidente, debemos intentar “refrigerar” al animal con urgencia: bañar con agua fría, hielos en axilas e ingles y acudir inmediatamente al veterinario.

LA ALIMENTACIÓN

Una buena elección del alimento, su perfecta conservación, frecuentes cambios de agua y un correcto cuidado de la piel y el pelo de nuestra mascota, favorecerán el manejo de uno de los problemas más comunes en la época estival: la disminución del apetito.

En estas épocas del año las clínicas veterinarias se llenan de propietarios preocupados realizando la misma pregunta: ¿tiene usted algo que le haga tener mas apetito a mi mascota?; también pueden oírse comentarios como: ¡¡no come nada!!, ¡¡tiene que estar muy enfermo para que no pruebe bocado!!.

Es importante tener presente que el calor puede provocar estos síntomas, no debemos alarmarnos innecesariamente por los cambios de hábitos alimenticios de nuestro peludo amigo ante las subidas de temperatura.

El agua.

El estado del agua que ofrecemos a nuestro animal de compañía es uno de los factores que mas influyen en el apetito: un agua caliente y que no ha sido cambiada de forma frecuente se hace indeseable hasta para el mas necesitado animal, esto además provoca de forma secundaria un rechazo al alimento.

Es tan sencillo como cambiar frecuentemente el contenido del recipiente, así como no dejarlo bajo la acción directa del sol.

El estrés.

Piensen por un momento en cómo se sienten los animales de razas de pelo largo y mal cuidado (collie, bobtail, ) o las razas aún no del todo adaptadas a las altas temperaturas (razas nórdicas) bajo los rayos del sol…

Estos animales estarán estresados por el calor, “gastarán” mayor cantidad de nutrientes intentando compensar el desequilibrio que el estrés les provoca; estos nutrientes deben reponerse con un aporte extra alimentario, pero…¡vaya por Dios!... el calor les tiene sin apetito… parece correcto aplicar el dicho popular: “se junta el hambre con las ganas de comer”.

¿Cómo solucionarlo?; si el animal está consumiendo un pienso de alta calidad, el problema será menor, ya que con una pequeña adición de grasa o aceite vegetal suele estimularse el apetito; con esto aumentaremos el aporte calórico de la dieta y cubriremos las deficiencias en nutrientes provocadas por el estrés.

En casos más complejos podremos alimentar a nuestra mascota con dietas específicas que existen para estos casos: tremendamente apetecibles y “cargadas de nutrientes”.

Como siempre, será mucho más compleja la solución en animales que consumen dietas caseras, ya que no suelen apreciar ni la adición de aceites, ni los enlatados dietéticos para tal fin, debido a que su paladar ha sido muy mal acostumbrado por su “cariñoso” propietario.

Comentar finalmente que existe una absurda creencia que atribuye a las vitaminas una milagrosa capacidad para aumentar el apetito; sentimos decir que no existen estudios que confirmen dicha creencia; lo que sí podemos asegurar es que un aporte excesivo de vitaminas del tipo A y D provocarán anorexia, náuseas, diarrea, fatiga… que colaborarán a deteriorar aun más la salud de nuestro animal.

RESUMEN:

Cuando el calor apriete, ¡¡estemos alerta!!… y no olvidemos estos últimos consejos:

- Administración de un alimento de la mejor calidad que podamos permitirnos.

- Si el perro no quiere su pienso debemos, tras consultar con el veterinario, administrar grasa o aceite vegetal o sustituir el alimento habitual por dietas específicas.

- Ofrecer la comida en horas frescas y en lugares protegidos de los rayos solares.

- No mantener el alimento siempre a la vista: aparte de deteriorarse con mayor facilidad, provocará una “sensación de saciedad” a la mascota.

- Disponer siempre agua fresca y limpia.

- Efectuar un corte de verano a nuestro mejor amigo (siempre tras la consulta al veterinario y/o peluquero).

- Si fuera necesario, mojar al animal las veces que se crean oportunas. Sólo con agua, no con champúes.

- Tener cuidado con ventiladores y aires acondicionados; la exposición directa y continuada puede provocar patologías de diversa consideración (conjuntivitis, otitis, resfriados…).

- Escoger las horas más frescas para los paseos con nuestra mascota, aparte de relajarles, les abrirá el apetito.
Avatar de Usuario
EMIyMAX
Dios del foro
Dios del foro
 
Mensajes: 11754
Registrado: Vie Feb 20, 2009 1:40 pm
Ubicación: Rivas Vaciamadrid

Re: Temas frecuentes de salud, alimentación y cuidados.

Notapor EMIyMAX » Vie Jul 12, 2013 3:37 pm

la higiene del perro

La higiene del perro es fundamental para la consecución de un correcto estado de salud; no solo debemos pensar en los baños y en los cepillados, dentro de la higiene se encuentran también las buenas costumbres alimentarias, los paseos, los juegos… y, por supuesto las anteriormente mencionadas rutinas higiénicas: baños y cepillados.

Un ser vivo debe estar limpio, pero sin llegar a caer en el antropomorfismo: el perro tiene unas necesidades higiénicas distintas a las nuestras; no necesitan una ducha o un baño diario, aunque muchos propietarios sigan esta innecesaria pauta, debemos tener muy presente que en el caso del mejor amigo del hombre, aparte de excesivo este aluvión de agua y champú llega a ser perjudicial.

Su piel y su pelo son distintos: distinta estructura dérmica, distinta función glandular… por esta sencilla y evidente razón, la de la evidente diferencia, las medidas higiénicas que deberemos aplicar son más o menos las siguientes:

- CEPILLADO: lo más importante del cepillado es que debe realizarse con frecuencia; podríamos decir que todos los perros, con la excepción del los que carecen de pelo, deberían ser cepillados todos los días. El cepillado diario aporta beneficios higiénicos y sanitarios a nuestro mejor amigo y a nuestro entorno (evita el depósito de pelos en alfombras, sillones, ropas…); mediante el cepillado también conseguimos mejorar la circulación de la piel, retiramos el pelo muerto, favorecemos la salida del nuevo pelo, prevenimos la aparición de lesiones y patologías dermatológicas… muchos beneficios por un acto tan sencillo. Es lógico pensar que no utilizaremos los mismos utensilios para un animal de pelo corto que para un perro de pelo largo; en el mercado existen todo tipo de cepillos, peines, cardas… que adquiriremos tras los sabios consejos del profesional especializado en peluquería canina.
Si el perro “conoce” el cepillo, el peine y la carda desde su más tierna infancia y asume la pauta higiénica del cepillado como algo del día a día, podemos estar seguros de que no pondrá impedimento alguno, todo lo contrario, disfrutará del cepillado como uno de los mejores momentos del día, como una extensión de las caricias que tanto le gusta recibir de su “amigo de dos patas”.

BAÑOS: el agua es uno de los mejores aliados en la higiene de nuestras mascotas. Los baños son necesarios… pero en su justa medida. No existe una norma concreta acerca de la frecuencia con la que nuestros perros deben recibir tan gratificante procedimiento: es imposible. Un animal de pelo corto que se ensucia poco, tendrá una pauta distinta a uno de pelo corto que se ensucia mucho; un animal de pelo largo que pasa el día en el campo, necesitará distinta pauta de baños que un perro de pelo largo que vive en la ciudad… La pauta debe ser marcada por el veterinario y por el peluquero canino.
Nuestros perros tienen a su disposición jabones y champúes específicos para sus genuinas características; también disponen de productos para tratar distintos problemas de piel… Es por tanto lógico y…¿evidente? que deben ser bañados única y exclusivamente con sus productos. Jamás utilizaremos champúes de persona, por mucho que sean de la mejor marca… Son de persona y nosotros vamos a bañar al perro, a un ser vivo con unas características concretas de piel, distintas a las nuestras y que pueden verse afectadas si utilizamos un producto inadecuado. Sin comentarios sobre el uso de jabones lavavajillas y… de jabones tradicionales, de toda la vida…

- CORTES DE PELO: este punto genera grandes discrepancias entre veterinarios, peluqueros caninos, clubes de raza y propietarios… Ante la potencial disparidad de opiniones, proponemos reflexionar sobre los siguientes puntos:
. Los cortes de pelo pueden realizarse por cuestiones puramente estéticas siempre y cuando los lleve a cabo un profesional (peluquero canino) o alguien avezado y bajo la supervisión del primero. Deben desestimarse “los rapados” caseros por el peligro real de la salud dérmica y de “la imagen” del animal.
. Un animal, sea de la raza que sea y tenga la longitud de pelo que tenga, no necesita que se le corte el pelo en verano siempre y cuando esté perfectamente limpio y cepillado.

Un pelo en correcto estado protege del frío y “acepta de buen grado” el calor.

. Los cortes de pelo de verano pueden realizarse en todas las razas de perro siempre y cuando el corte esté supervisado por un peluquero canino. El profesional tendrá en cuenta las características del pelo y subpelo, la climatología, el estilo de vida del animal… y los requerimientos estéticos que marque el estándar racial y el gusto del propietario.

El corte de pelo, en definitiva, no es ni bueno ni malo… sus perjuicios o beneficios dependerán del por qué se haga, de quien lo realice, y de la actitud de los propietarios ante el animal y su nuevo “look”.

PROBLEMAS DE LA PIEL Y DEL PELO

Los trastornos cutáneos de los animales de compañía son los motivos de consulta más frecuente en las clínicas veterinarias (entre el 15 y el 25% de las consultas).
Los trastornos caninos más frecuentes son:
- Alergias.
- Tumores cutáneos.
- Piodermas bacterianas.
- Seborreas.
- Dermatosis parasitarias.
- Reacciones adversas a los alimentos.
- Dermatosis de origen inmunológico.
- Dermatosis endocrinas.

La piel y el pelo de nuestras mascotas forman una de las estructuras de mayor tamaño e importancia de su organismo.

Un órgano de protección y frontera entre el exterior y el interior, una estructura con una importante función termorreguladora.
La piel está formada por dos partes distintas: una capa superficial (epidermis) y una capa profunda. La epidermis tiene un grosor variable y presenta las aberturas de las glándulas cutáneas y de los folículos pilosos; las glándulas de la piel son fundamentalmente de dos tipos: glándulas sudoríparas (productoras de sudor) y glándulas sebáceas (productoras de grasa). Estas glándulas sebáceas suelen estar asociadas a los pelos y más concretamente a sus folículos, aunque también las podemos encontrar aisladas (labio, vulva, ano…). La grasa que producen tiene una importante función protectora contra la humedad y en muchos casos, debido a sus particulares características aromáticas, tienen una función como reclamo sexual.
En la piel de nuestras mascotas también encontramos los apéndices cutáneos; estos apéndices no son otra cosa que modificaciones de la epidermis y como ejemplos, en los animales en general, tenemos los pelos, las garras, los cascos, los cuernos…
Los pelos cubren la casi totalidad de la superficie corporal de nuestros animales domésticos; algunas razas aparentemente desnudas (perro crestado chino, perro desnudo mejicano…), si son observadas con detenimiento, demostrarán la existencia de pelos pequeños, finos y esparcidos. Estos curiosos apéndices sufren continuas mudas a lo largo del año y tienen distintas funciones: pelos táctiles alrededor de los labios, las pestañas como protección de los ojos…

CÓMO ACTUAR ANTE LOS PROBLEMAS DE LA PIEL Y DEL PELO

Las enfermedades cutáneas son patologías con un porcentaje elevado de presentación en las consultas de las clínicas veterinarias; dichas enfermedades suelen ser un verdadero problema tanto para el propietario como para el veterinario… ¡¡y para el animal!!, ya que no siempre el diagnóstico y el tratamiento son sencillos y todo lo efectivos que nos gustaría. Esta dificultad, característica de los problemas de piel, es debida a los siguientes factores:
- Causas ocultas por tratamientos anteriores (automedicación, tratamientos incorrectos…).
- Recidivas frecuentes: los problemas de piel no sólo aparecen; cuando lo hacen tienen la “cualidad” de repetirse en el tiempo.
- Cronicidad: los problemas de piel, aparte de producirse, también tienen la “virtud” de alargarse en el tiempo.

Ante estas dificultades, y ante la mínima sospecha, debemos poner manos a la obra; para ello intentaremos recordar las posibles causas, épocas y situaciones previas a la aparición del problema; debemos tener muy presente que los problemas de piel no se resuelven con la facilidad y la rapidez que nos gustaría, y que por desgracia muchas patologías sólo pueden ser mitigadas, no llegando nunca a curarse completamente.

Pero… ¿cómo ayudar al veterinario?, ¿cuáles son los puntos que no debemos olvidar cuando nos preguntemos acerca de las causas del problema de piel de nuestro querido amigo?

- Edad: dato de gran importancia en muchas enfermedades cutáneas, ya que puede centrarnos en una u otra patología (ej. : enfermedades hormonales en animales de edad avanzada.).
- Raza: existe una predisposición racial en muchas enfermedades dermatológicas; en muchos casos las causas son de carácter genético. (ej.: alopecia en los Doberman de capa azul, seborrea del Cocker, pioderma del Pastor Alemán…).
- Sexo: dato importante en ciertas alteraciones hormonales.
- Hábitat y costumbres: el tipo de residencia de nuestra mascota (ciudad o campo), el número de salidas y dónde las realiza, la alimentación que consume… suelen ser importantísimos datos para el correcto diagnóstico y evaluación de un problema de piel.
- Datos clínicos generales: debemos tener muy presente que muchas enfermedades generales se acompañan de problemas de piel, por lo que será imprescindible comentar con nuestro veterinario todos los problemas que acompañan a la patología dermatológica.
- Datos clínicos específicos: aquí nos centramos en los puntos más específicos del problema dermatológico; el síntoma más característico es el picor: la presencia o ausencia de picor es uno de los datos más importantes para el diagnóstico de los problemas de piel; tanto es así que la mayoría de las enfermedades cutáneas pueden dividirse en dos grandes grupos: con picor y sin picor.

LESIONES DE LA PIEL

Ya tenemos una idea de cómo es la piel y sabemos que puede padecer problemas; también hemos indagado en los principales datos que pueden ayudar al veterinario, pero ahora… debemos “plantarnos” delante de nuestro mejor amigo, observar las lesiones de su piel y ver dónde están localizadas. Debemos mirar desde la cabeza hasta la cola… pero… ¿qué lesiones nos podemos encontrar?, ¿y cómo se llaman?; entre las más habituales tenemos:

- Alopecia: es la falta de pelo en uno o más lugares donde normalmente existe.
- Mácula: lesión plana, muy localizada, de alrededor de un centímetro de diámetro. Existe un cambio de color de la piel que suele producirse por el aumento de depósito de melanina.
- Comedón: es el resultado de la dilatación de un folículo piloso debido al acumulo de grasa, gérmenes… dando una imagen de “puntos negros”.
- Pápula: una lesión muy localizada y de pequeño tamaño; es dura a la palpación y se debe a una condensación de la epidermis.
- Habón o roncha: lesión redonda-alargada, generalmente acompañada de picor y con color blanco-rosáceo. Es característica la elevación de los pelos que lo recubren. Suele aparecer en procesos como urticaria, picadura de insectos…
- Pústula: elevación pequeña y localizada de la epidermis; esta lesión contiene pus y podemos verla con una coloración amarilla o rosa-rojizo.
- Escamas: son en realidad pequeñas láminas blancas, amarillas o grisáceas que se desprenden espontáneamente de la piel.
- Costra: masa sólida provocada por la desecación de exudados, sangre, pus y/o medicamentos (pomadas). Dicha masa suele permanecer adherida a la superficie de la piel.
- Absceso: acumulo de pus que se encuentra “concentrado” en una zona concreta. Dicha zona es caliente, dolorosa y blanda a la palpación.

ACUDIR AL PROFESIONAL

Tras nuestras indagaciones y pesquisas, debemos acudir directamente a la clínica veterinaria; en ella compartiremos con el profesional especialista todos los datos obtenidos; tras escucharnos y observar al paciente, procederá a la realización de alguna o la totalidad de las siguientes pruebas:

- Técnicas de ampliación simple: el veterinario observará la lesión de forma directa pero ayudado por lupas, lámparas especiales (lampara de Wood), otoscopio…
- Cepillado de pelo y piel: el veterinario cepilla la zona y recoge las muestras que caen con el cepillado para su posterior estudio (lentes de mano o microscopio); con esta sencilla operación puede localizar parásitos (macroscópicos y microscópicos).
- Raspados cutáneos: como su propio nombre indica, el veterinario raspará la piel del animal para obtener muestras y estudiarlas.
- Examen citológico: el veterinario recoge muestras de piel que tras su tinción, serán estudiadas al microscópio.
- Cultivos: ante la sospecha de que uno o varios microorganismos sean los responsables del problema, el veterinario recoge una muestra de la zona lesionada y la cultiva en medios específicos. Una vez que existe crecimiento del microorganismo, podemos saber qué antibiótico o qué tipo de fármaco actúa mejor contra el agente responsable del problema.
- Analítica sanguínea, de orina, heces…: son pruebas necesarias para el diagnóstico de los problemas de piel y para darnos una idea del estado general del animal.
- Test intradérmico: muchos conocemos esta prueba “en carne propia”. Consiste en inocular en la piel del animal determinados productos y observar la reacción que producen. Este tipo de test se utiliza para problemas de tipo alérgico.
- Biopsia: el veterinario toma una muestra de la zona lesionada y posteriormente realiza un profundo estudio (histopatológico). La biopsia no sólo se realiza para tumores, sino también para otras muchas lesiones de piel (úlceras, enfermedades autoinmunes…).

LOS TRATAMIENTOS

Tras todos los pasos anteriores, debemos insistir en que las patologías de la piel de nuestras mascotas no siempre tienen una evolución tan sencilla y satisfactoria como desearíamos. Desgraciadamente existen enfermedades crónicas, incurables e incluso desconocidas que pueden necesitar tratamientos largos y costosos. Por ello en este tipo de problemas debemos ser pacientes y confiar en el buen profesional, que aplicará los tratamientos necesarios y concretos para cada caso;

La utilización indiscriminada de fármacos por parte del propietario o la aplicación de tratamientos incorrectos por profesionales no del todo cualificados en esta materia, pueden acabar ocultando la verdadera causa del problema y favorecer que se alargue en el tiempo.
Avatar de Usuario
EMIyMAX
Dios del foro
Dios del foro
 
Mensajes: 11754
Registrado: Vie Feb 20, 2009 1:40 pm
Ubicación: Rivas Vaciamadrid

Re: Temas frecuentes de salud, alimentación y cuidados.

Notapor EMIyMAX » Lun Jul 15, 2013 3:59 pm

http://suproteccion.es/bultos-protuberancias-tumores/

A lo largo de la vida de nuestro perro, es más que posible que en alguno de sus territorios orgánicos aparezca un abultamiento, un quiste, una “masa” que anteriormente no habíamos podido apreciar; los tumores benignos o malignos, los abscesos, los quistes, los hematomas y las grandes cicatrices (queloides) son los abultamientos o masas más habituales de aparición en nuestros animales de compañía.

Cuando un propietario encuentra un bulto en su mascota, y tras la preocupación y desconcierto lógico que provoca una posible patología en su buen amigo, deberá plantearse inmediatamente unas sencillas preguntas antes de acudir al veterinario:

- ¿Es la primera vez que observo este bulto?.
- ¿Tiene otros similares o diferentes en alguna otra parte de su cuerpo?.
- ¿Desde cuando tiene el bulto?.
- ¿Le duele si se lo toco?.
- ¿Está “caliente” el bulto o la zona que lo rodea?
- ¿Puedo relacionar este bulto con algún golpe, tratamiento, vacuna,…

Tras plantearnos y responder todas estas preguntas acudiremos de inmediato al veterinario de confianza para poder conocer cual fue el origen y cual será la evolución del problema. En demasiadas ocasiones un pequeño abultamiento no suele ser tomado en suficiente consideración por parte del propietario pudiendo permitir con esta actitud un empeoramiento de un problema que podría ser de fácil resolución tratándolo a tiempo.

EN EL VETERINARIO

Una vez en la consulta, el profesional nos realizará una serie de preguntas (anamnesis) muy parecidas a las que nos hemos planteado en casa y a las que deberemos responder de forma concreta, “sin rodeos” para que nuestra información , de gran importancia, sea lo más provechosa posible para el profesional.
Tras las preguntas y las respuestas, el veterinario realizará una exploración física completa con el fin de obtener el mayor numero de datos posibles: color de las mucosas, tamaño de los ganglios, presencia de tumoraciones en otras zonas, dolor, calor, enrojecimiento,…
Tras el examen físico comenzarán las pruebas que el profesional considere necesarias para llegar a un diagnostico claro y certero; en general las posibles pruebas a realizar son las siguientes:

- Analítica sanguínea (hemograma y bioquímica)
- Análisis de orina.
- Radiografías: de la zona del abultamiento y zonas próximas, así como radiografías del tórax en caso de sospechar que el bulto sea un tumor maligno. La radiografía de tórax se realiza para descartar una posible existencia de metástasis pulmonares en casos de tumores malignos (cáncer).
- Ecografía: ayuda al profesional a diferenciar masas de origen quístico de masas sólidas, así como a valorar los órganos afectados y en que extensión.
- Resonancia magnética (prueba diagnostica poco habitual, de aplicación principal en tumoraciones del sistema nervioso central).
- Biopsia: existen dos variantes: la citología y el examen histopatológico; en ambos casos la prueba va encaminada a conocer las características de la masa, así como su benignidad o malignidad.
En ciertos casos se extrae una muestra de la masa y en otros se extirpa la masa completa para realizar la biopsia.

Con esta batería de pruebas tendremos un diagnostico certero de que tipo de bulto es y que grado de malignidad puede causar en nuestro animal de compañía, así como una orientación clave para la elección del tratamiento a seguir.

CARACTERÍSTICAS DE LAS MASAS

Como decíamos al principio, los principales abultamientos o masas que podemos observar en nuestros animales de compañía son:

- Neoplasias: proceden del crecimiento descontrolado de un grupo de células; pueden aparecer en cualquier tejido u órgano y por tanto en cualquier región anatómica del animal.
Las neoplasias o tumores suelen considerarse de aparición mas frecuente en animales de mayor edad, lo que no descarta la aparición en animales jóvenes.
Los tumores pueden crecer de forma rápida o lentamente.
Los tumores benignos no suelen adherirse a otras estructuras, pueden estar encapsulados o tener un pedículo (pequeña base de union a otra estructura).
Los tumores o neoplasias malignas se fijan de forma amplia, invaden agresivamente estructuras próximas y suelen ulcerarse.
- Hematomas: suelen aparecer como reacción a un traumatismo localizado que produce una rotura vascular y la salida de sangre a los tejidos circundantes.
Tras la salida inicial de sangre el hematoma no crece sino que disminuye de tamaño, proceso conocido como organización del hematoma.
- Abscesos: se producen por acumulo de exudados purulentos tras un intento de las defensas del organismo de controlar una infección o la presencia de elementos extraños (cuerpos extraños).
Los abscesos poseen una membrana que cubre el exudado (cápsula), aparecen con rapidez y suelen acompañarse de enrojecimiento, dolor, calor en la zona,…
- Quistes: generalmente se consideran estructuras indoloras llenas de liquido; suelen ser el resultado del taponamiento de un conducto glandular o la etapa final de un absceso.
- Cicatrices excesivas o queloides cicatriciales: tras cualquier daño en un tejido podemos decir que el organismo reacciona creando una cicatriz (tejido fibroso).
En determinados casos (irritación continua de la herida y la cicatriz por rozamiento, lamido,…) las cicatrices adquieren un tamaño mayor del habitual dando un aspecto de masas o tumoraciones, aunque la composición sea la misma que en una pequeña cicatriz (tejido fibroso).

SOLUCIONES

En ciertos casos estas masas pueden llegar a “desaparecer” por los propios medios del organismo del animal (principalmente los hematomas, las reacciones vacunales y algunos abscesos), aunque en la mayoría de ellos es necesario aplicar tratamientos siendo el más habitual: la cirugía.
La cirugía aplicada a la extirpación de este tipo de masas suele ser sencilla y efectiva sobre todo si de los bultos que hablamos no son tumores o neoplasias malignas.

Entonces…¿qué pasa con los tumores malignos?, en este caso deberemos tener una clara conversación con el profesional, una conversación que nos saque de todas las dudas y que nos permita valorar con fría objetividad los pasos a seguir.
Los tumores malignos (cáncer) son muy variados y con distintas valoraciones en lo que refiere a tiempo de supervivencia y tratamientos a seguir, también dependerá mucho de la extensión del tumor y de los órganos y estructuras que afecte, en ciertos tumores se consiguen excelentes resultados con la “simple” aplicación de una correcta cirugía pero en otros casos los tratamientos aplicados solamente paliaran ligeramente el problema.

CÁNCER

El cáncer es una patología con efectos devastadores sobre nuestros mejores amigos: actúa de forma inexorable sobre la duración y la calidad de sus vidas.

Según un estudio realizado en el año 1998 por la “Morris Animal Foundation”, se pudo constatar que la mayoría de los propietarios (2003 propietarios encuestados) opinaban que el cáncer suponía el principal problema de mortalidad de sus mascotas.
La realidad científica también confirma la sospecha: en un estudio realizado para determinar la muerte de 2000 animales, se comprobó que el 45% de perros que habían vivido hasta los diez años o más, murieron de cáncer. Del total del estudio, un 25% de animales murieron por esta causa.

DEFINICIONES

• Un tumor es un signo de inflamación.
• Una neoplasia es un tipo de tumor en el que las células anormales proliferan de forma incontrolada.
• Los tumores benignos son aquellos que no invaden, metastatizan o diseminan hacia otros órganos o territorios orgánicos. Los tumores benignos pueden comprimir órganos y tejidos a medida que crecen.
• Los tumores malignos son aquellos que invaden los tejidos locales y metastatizan a través de la sangre o de los vasos linfáticos, creando nuevos tumores en otros órganos y territorios orgánicos.
• El cáncer hace referencia a los tumores malignos.
• La oncología es el estudio de los tumores.
• La remisión es la disminución del tumor a lo largo del tiempo; también hace referencia al tiempo que el tumor se mantiene sin crecimiento.
• La remisión completa hace referencia a la situación en la que el tumor no puede ser detectado.
• La remisión parcial hace referencia a la situación en la que el tumor disminuye de tamaño en un 50% ó más.

CAUSAS

El cáncer se origina normalmente a partir de una sola célula del organismo, que sufre una serie de cambios o mutaciones genéticas. Muchos agentes ambientales son capaces de provocar estos cambios:
- Virus (Ej.: virus de la Leucemia Felina).
- Agentes químicos (Herbicidas, Pesticidas,…).
- Radiaciones (Luz ultravioleta)
- Radiaciones ionizantes (Rayos X).
- Algunas hormonas.

Los efectos de muchos de estos agentes se acumulan durante toda la vida, y quizás esa sea la explicación por la que la mayoría de los cánceres aparecen en animales de mediana edad o de edad avanzada.
También debemos dejar claro el total desconocimiento de la causa de gran número de tumores.
Existen también factores de riesgo frente al cáncer:

- Edad: el factor de riesgo más importante.
- Razas: existen ciertas razas con mayor predisposición a padecer cáncer: Boxer, Pastor Alemán, Scottish Terrier y Golden Retriever.
- El sexo: determinados tumores afectan más a uno que a otro sexo (Ej.: tumores mamarios en hembras)
También debemos comentar la importancia de ciertas labores preventivas para evitar la aparición de ciertos tumores: la esterilización de las hembras antes del primer celo disminuye notablemente el riesgo de aparición de tumores de mama.
- El tamaño: algunos tumores óseos son más frecuentes en perros de más de 20 Kg.
- Una patología preexistente puede ser causa predisponente de la aparición de tumores: los testículos criptórquidos tienen más posibilidades de ser cancerosos que los testículos alojados de forma fisiológica en el escroto.

SIGNOS DE CÁNCER

La “Veterinary Cancer Society” ha desarrollado una lista con los diez signos más frecuentes que puedan servir para que los propietarios se eduquen en el manejo precoz del cáncer:

Signos frecuentes de cáncer

- Tumefacciones (bultos, nódulos, cicatrices…) anormales que persisten o siguen creciendo.
- Úlceras que no cicatrizan.
- Pérdida de peso.
- Pérdida de apetito.
- Hemorragias o descargas de cualquier orificio corporal.
- Mal olor.
- Dificultad al comer o al tragar.
- Duda ante el ejercicio o falta de resistencia.
- Cojera o rigidez persistente.
- Dificultad al respirar, orinar o defecar.

TIPOS DE CANCER MÁS FRECUENTES

Los lugares más frecuentes de aparición de tumores malignos en los perros incluyen la piel, las glándulas mamarias, el tejido linfático, la cavidad oral y el sistema esquelético.
Los cánceres en los perros evolucionan más rápido que los cánceres similares en humanos.

MÉTODOS DE DIAGNÓSTICO DEL CÁNCER

Casi todos los medios diagnósticos pueden ofrecer información para aproximarnos a la sospecha o a la confirmación de un cáncer; entre los métodos más utilizados destacan:

- Hemograma completo (análisis de sangre).
- Perfiles bioquímicos (análisis de sangre).
- Urianálisis (análisis de orina).
- Aspirados y biopsias (toma de muestra directa del tejido u órgano alterado).
- Diagnóstico por imagen:
. Radiografía.
. Ecografía.
. Resonancia Magnética (poco utilizado… pocos centros disponen de los medios necesarios para la realización de este diagnóstico).
- Endoscopia: visualización directa de alteraciones en el interior del animal por medio de microcámaras o sistemas de imagen.
- Estudio de médula ósea.

TUMORES: PRONÓSTICO Y TASA DE SUPERVIVENCIA EN PERROS

TIPOS DE TUMORES Y LOCALIZACIÓN TASA DE SUPERVIVENCIA Y PRONÓSTICO
Los tumores más frecuentes son los de la piel y el tejido subcutáneo, llegando a representar un tercio de todos los tumores caninos.
Los más frecuentes son los mastocitomas (21%), adenomas perianales (18%), lipomas (8,6%)… Entre el 20 y 30% de estos tumores son malignos. Los perros con mastocitomas bien diferenciados tienen un largo período de supervivencia, no así los poseedores de un mastocitoma indiferenciado (6 meses).
El pronóstico es excelente en el caso de lipomas y de adenomas perianales.
El cáncer oral representa el 6% de los cánceres caninos; entre los más frecuentes están los carcinomas de células escamosas (20-30%) y los melanomas malignos (30-40%) Los melanomas malignos tienen mal pronóstico por su rápida metástasis.
Los tumores de mama son muy frecuentes en la perras; la mitad son malignos.
El riesgo de desarrollar tumores mamarios en perras esterilizadas antes de su primer celo es del 0.05%; del 8% tras el primer celo y del 26% tras el segundo celo. Entre el 20 y el 95% de los tumores malignos mamarios vuelven a aparecer y/o provocan la muerte del animal en 2 años.
Los tumores testiculares son frecuentes en machos enteros; cerca del 10% de los perros desarrollan tumores testiculares. El pronóstico es bueno o excelente si se extrae el testículo… pero el pronóstico es grave si está afectada la médula ósea.
Los osteosarcomas son los principales procesos neoplásicos que afectan al esqueleto. Aparecen de forma típica en perros de razas grandes y gigantes aunque pueden aparecer en cualquier raza; más del 90% de estos tumores aparecen en perros de más de 20 Kg. El pronóstico es malo; sin tratamiento, los animales son sacrificados en 1-2 meses por los dolores; la media de supervivencia está entre los 5 y los 6 meses si se amputa el miembro afectado.

TRATAMIENTO DEL CÁNCER

El objetivo del tratamiento del cáncer es lograr una cura o, como mínimo, la remisión.
Se pretende mejorar la calidad de vida y aumentar el tiempo de supervivencia. El cáncer generalmente se trata utilizando uno o varios de los siguientes métodos:

- Cirugía: se emplea generalmente en neoplasias localizadas o regionales. Es el tratamiento más empleado contra el cáncer.
Existen cirugías preventivas (ovariohisterectomía, castración en machos…) que ayudan a evitar la presentación de multitud de tumores.
Con la cirugía es más probable conseguir una cura que con ningún otro tratamiento.
- Quimioterapia: es la única modalidad de tratamiento que se extiende a todo el cuerpo del animal; en España son pocos los veterinarios que disponen de los medios y de las técnicas adecuadas para realizar este método de tratamiento; generalmente se puede aplicar en Facultades de Veterinaria y en ciertos Hospitales Veterinarios con los recursos técnicos y humanos oportunos.
- Radioterapia: esta técnica se aplica para tumores locales o regionales; su utilización es inviable actualmente en España por los inalcanzables precios de sus aparatos, así como por la inexistente cualificación de los profesionales en esta materia.
- Otros: existen métodos complementarios e igualmente desconocidos en la clínica de animales de compañía: hipertermia, inmunoterapia, terapia fotodinámica…
- Nuevas técnicas: principalmente comentaremos la presencia en el mercado de dietas especificas para perros con cáncer.
Los principales puntos a comentar de estas dietas son:

- Alimentos diseñados para nutrir al animal con cáncer con un curioso fundamento: nutren al perro y “hacen pasar hambre” al tumor.
- En ciertos tipos de tumores (linfoma) consiguen un aumento de la expectativa de vida de un 50% mas que en animales con cáncer alimentados con una dieta habitual.
- Combaten la perdida de apetito que padecen los animales con cáncer (por la enfermedad o por los tratamientos-quimioterapia).

Sea cual sea el tipo de abultamiento, protuberancia o masa apreciada en nuestro mejor amigo, no dejemos pasar el tiempo y acudamos al veterinario. En múltiples casos, el tiempo puede ser vital para solucionar de forma definitiva el problema o por el contrario conseguir exclusivamente efectos paliativos.
Avatar de Usuario
EMIyMAX
Dios del foro
Dios del foro
 
Mensajes: 11754
Registrado: Vie Feb 20, 2009 1:40 pm
Ubicación: Rivas Vaciamadrid

AnteriorSiguiente

Volver a Salud, alimentación y cuidados

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 13 invitados